Arte y vanidad


La vanidad es inevitable. Nada importante puede surgir de la humildad. El artista es vanidoso: su presunción consiste en jugar al humilde cuando el demonio de la soberbia domina su discurso, postura ante el mundo y su corazón. En el fondo, al artista le interesa lo mismo que a cualquier ser humano medio: el reconocimiento.

Anuncios

~ por Jorge Concha Lozano en marzo 16, 2007.

2 comentarios to “Arte y vanidad”

  1. Yo creo que en el fondo el artista busca ser libre, conoce sus pasiones y tiene una idea clara de sus deseos. Y el reconocimiento es una respuesta parcial de la situacion total. “El demonio de la soberbia domina su discurso” Yo creo que es solo un reflejo exterior.

  2. El reconocimiento es parte de la libertad que obtiene el artista. Es una forma de hacerse con la responsabilidad ante la sociedad, condición necesaria para el ejercicio de la libertad. Ser libre no implica “liberarse” de cadenas. La referencia al reconocimiento es también una referencia a la libertad “condicionada” a la que cualquier ser humano puede aspirar. Gracias por tu comentario, Elish querida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: