Enfermedad y creación


La imaginación creadora es una enfermedad que impide la realización de tareas cotidianas como, por ejemplo, cambiar el foco del estudio. Es tanta la presión que el creador siente en el momento de inspiración intransigente y laboriosa, que se olvida hasta de satisfacer sus mínimas necesidades vitales. La creación lo ocupa todo, toma el lugar del “absoluto”. El creador es un dios cuando trabaja y un parásito inútil cuando no mantiene su pluma en acción.

Anuncios

~ por Jorge Concha Lozano en marzo 16, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: