¿A quién dar el amor?


Sólo hay que ofrecer afecto a quien tiene predisposición para recibirlo. A los demonios resentidos, cuando no los atormenta, el amor por lo menos los lastima. Al sofisticado insensible le provoca una muda, irónica carcajada. Al indiferente no le atraviesa su eficaz anestesia espiritual. Es el idiota medio, quien disfruta de la nada de la vida, el tipo humano ideal para abrazar. Y la encantadora clase de gente digna de dejar entrar en el corazón.

~ por Jorge Concha Lozano en mayo 18, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: