Desobediencia


Soy un desobediente civil. Y así se me antoja permanecer. Merodeo los contornos de una sociedad cardiópata, muerta en su velocidad, en insignificantes consumos. Esa insatisfacción, la permanente ingratitud… Ellos se han perdido. Acumulan, gastan, lloran papeles y plásticos. Las cuentas, un crédito… No, yo prefiero la marginalidad de un corazón bruto y su “desesperanza” atorada de tanta gratitud con la vida. En cierto modo, la locura mantiene mi emotividad en forma, me ayuda a no caer, a inyectarme contra la enfermedad de la imagolatría, esa corrección biopolítica gregaria. Pero yo les aviso: este espíritu, una fosa oceánica.

Blogalaxia Tags:

~ por Jorge Concha Lozano en agosto 10, 2007.

4 comentarios to “Desobediencia”

  1. sos realmente un desobediente civil o es una quimera, porque a mi me resulta muy dificil mantenerme aislado del sistema, aunque reniegue de este.

  2. Es una cuestión de actitud intelectual y afectiva, no de aislamiento del entorno físico. Gracias por tu comentario.

  3. El ARTE no es tal sino sale de la profundidad del alma. Son pocos los artistas que merecen este respeto. Mi querido Poeta, mis más sincero respeto a vos…

  4. A mi parecer,nuestra actitud intelectual y afectiva es la encargada de estar permanentemente luchando entre el desobediente y el obediente civil,que logra permanecer de algún u otro modo,a esta sociedad cardiópata. Esta lucha constante de poderes va esculpiendo día a día nuestra vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: