Enfermedades y castigo


La mayoría de las veces que nos enfermamos consideramos nuestra dolencia como la peor de todas, la más injusta y arbitraria. Algunos llegan a ver en ellas, como una sospecha, un castigo de orden sobrenatural. Pero no somos, parece, tan importantes como para que cierta divinidad, a la que no conocemos ni en foto, nos aplique sanciones punitivas por nuestros errores en los que, para quien los sabe mirar, no hay más que belleza o, en todo caso, jueguitos malignos.

Blogalaxia Tags:

~ por Jorge Concha Lozano en septiembre 6, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: