―X―


 
La casa
se quedó
sin aire
después de
tu boca,
ya lejos.

No veo
con mis ojos,
ajenos ahora,
balcón abajo
después de
tu mirada,
ya lejos.

Ahora,
ya,
muy lejos
del principio,
tus manos,
en mi cabeza,
tocan un rostro
que creés mío,
ya pleno
de tu pasado,
perforado
por el hierro
de tu primer
tiempo.

Con miedo
froto unas
manos extranjeras,
brazos prestados
con temor
a la memoria
del cuerpo
bajo mi boca.

Todo
lo vendiste,
allá afuera.

Quedaron
los saldos
de tu sonrisa
alguna vez
aquí encendida.

~ por Jorge Concha Lozano en mayo 4, 2009.

2 comentarios to “―X―”

  1. Es raro escribir sobre papel negro, pero no imposible…Toda tu obra tiene algo de negritud…Es bello y triste este poma porque marca la ausencia y el abandono que siente el poeta, trae pena al leerlo… Hace poco leí el comentario que hiciste a lo mío, gracias. Te cuento que presenté mi libro y que me gustaría poder hacerlo también en tu ciudad…algún día…Te mando besos de miel y un millón de caricias en el alma…Yo también siempre te quiero…Vic

  2. Gracias Vic mía querida. Te quiero, más aún con tu libro presentado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: