―I―


Tu voz, tu voz de nuevo,
pero en retiro.
Otra vez la distancia,
pero feroz:
un punzón
de silencio que persiste.

Ya lo sé, no me hicieron para nadie,
no fui hecho para mí.

(Febrero de 2009)

Anuncios

~ por Jorge Concha Lozano en agosto 26, 2009.

Una respuesta to “―I―”

  1. Jorge, querido amigo, este poema me recuerda a vos…

    Las raíces de los árboles

    Por qué los árboles esconden
    el esplendor de sus raíces?

    Pablo Neruda

    No es que los árboles oculten
    la magnificencia de su pasado.
    Es que por humildad callan.
    Sus nobles raíces se despliegan
    para aferrarse a lo verdadero.
    Largas ramificaciones anuncian
    el día de la merecida fama.
    Los árboles son seres silenciosos
    en un compás de espera.

    ANY CARMONA
    ¡Feliz Cumpleaños!…Vic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: