PRIMERA


Esos labios así de desenvueltos que María esparce por donde anda pierden el agresivo volumen cuando afloja su demorada carcajada. Se vuelven más finos. Bengler piensa que es imposible besar a una mujer de boca tan presente. O, tal vez, a una mujer tan fuerte, tan oscura, tan terrible o linda. Mi amigo describía muy bien su cuerpo: Sus tetas entrarían en sus manos si formara un cono con ellas. La medida perfecta, ¿no?, diría Bengler meses después.

(de El fervor del artesano, novela en proceso. Fragmento del capítulo primero).

~ por Jorge Concha Lozano en julio 21, 2010.

Una respuesta to “PRIMERA”

  1. ¡Qué alegría saber que aún estás acá! Siempre temo tu partida y yo no poder despedirme…Te quiero siempre…Vic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: